16 nov. 2010

¿ Sabías que hubo otro 'Leonardo' en el mundo musulmán ?


El primer musulmán y posiblemente la primera persona que intentó construir una máquina de vuelo fue el cordobés 'Abbas ibn Firnas' en el siglo IX. Fue poeta, astrólogo, músico, astrónomo e ingeniero, si bien pasó a la historia por sus incursiones en el espacio aéreo. Tras varias pruebas de planeo sobre regiones desérticas, se decidió a llevar a cabo dos intentos de vuelo en Córdoba.

En 852, ataviado con una especie de hábito amplio, saltó desde el alminar de la Mezquita de Córdoba, llegando su indumentaria a hacerle planear y a amortiguar la caída, sin producirse lesiones graves.

Aprendiendo de errores pasados, Ibn Firnas, que ya rondaba los 70 años, perfeccionó su artilugio de vuelo, incorporándole unas grandes alas hechas de seda y de plumas de águila. El segundo intento lo realizó a las afueras de Córdoba desde una colina y ante un buen número de personas. Y voló. Con su traje de pájaro ascendió hasta una altura considerable e incluso dicen que se mantuvo durante diez minutos en el aire antes de precipitarse en picado al suelo, sufriendo lesiones más graves en esta ocasión.

Entendió entonces Ibn Firnas, quizá demasiado tarde, la función de la cola de los pájaros, sobre la que se apoyan al aterrizar.

Sin embargo, no llegó a poner en práctica su descubrimiento, ya que anciano y convaleciente de sus heridas, desistió de hacer un tercer intento.

Y curiosamente, Ibn Firnas murió de viejo…

Fundación El legado andalusí

0 comentarios:

Noche Andaluza. Con la tecnología de Blogger.